Rinoplastia o Cirugía de Nariz

Rinoplastia

rinoplastia

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica. La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.
Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. La rinoplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente.
Es importante que usted sea franco/ca con Fabian Blanchar. Dígale si ha tenido cirugías previas en la nariz, si ha sufrido traumatismos o fracturas nasales, aunque hallan sido hace muchos años. También es importante que mencione si tiene dificultades para la respiración, si sufre de algún tipo de alergias, si fuma o toma vitaminas o medicamentos

Procedimiento

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, se permanece en la clínica la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente.

La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias de Fabian Blanchar. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y la nariz y sus alrededores están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.
Una rinoplastia suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, que es esculpido con la forma deseada. Finalmente la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte.
Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal.
Cuando la intervención finaliza, un taponamiento nasal y una férula de yeso serán colocados para evitar que se modifiquen las transformaciones realizadas. Durante las primeras 24 horas sentirá la cara inflamada, dolor a nivel de la nariz y un desagradable dolor de cabeza. Usted podrá eliminar cualquier disconfort con los analgésicos que le indicará se médico.
Usted notará que la inflamación y el ardor alrededor de sus ojos se incrementarán desde un principio, alcanzando un máximo al tercer día. Aplicar compresas frías reducirán la inflamación y le harán sentirse un poco mejor. Estos síntomas deberán desaparecer en una o dos semanas.
El sangramiento nasal leve puede ocurrir normalmente en los primeros 2 días después de la intervención. El taponamiento nasal será retirado a los tres días y esto le hará sentirse más confortable. Al final de la primera o segunda semana, todos los vendajes, férulas y puntos serán retirados.
Usted podrá reintegrarse a sus labores en una semana. Sin embargo, pasarán algunas semanas para que usted se sienta en plenitud de sus facultades. Durante dos a tres semanas, evite actividades extremas (nadar, trotar, flexiones, levantamiento de piernas, pesas, relaciones sexuales o cualquier actividad que aumente la presión arterial). Evitará la luz solar, restregarse y sonarse la nariz.
Si usted usa lentes de contacto, comience a utilizarlos tan pronto como se sienta a gusto. Los lentes de montura son otra cosa. Al retirarse el yeso, el dorso de la nariz deberá permanecer con adhesivos durante seis a siete semanas más, hasta que se completa la recuperación.
El cirujano deberá evaluar la evolución progresivamente. Si usted tiene alguna duda en que puede o no puede hacer, no dude en preguntar.

Su nueva imagen

Durante los primeros días después de la intervención, usted se verá inflamada y será fácil olvidar que usted se verá mejor. Sin embargo día a día su nariz comenzará a verse mejor y usted se sentirá más a gusto. Los resultados finales pueden aparecer en un año más.

No dudes en preguntarnos cualquier cosa en Rinoplastia